Cómo lograr que los niños hagan caso a los padres sin aplicar castigos

Una reprimenda debe aludir a una acción, nunca a la personalidad.

Fuente: Beatriz G. Portalatin - El Mundo, 11 de septiembre de 2017.

Educar se hace a largo plazo y el castigo sólo funciona en el corto. Castigar a los hijos los aleja afectivamente de sus padres porque “siembre el miedo” en ellos.




Recibe nuestras publicaciones