Un fraude disfrazado de comida

Ni las infusiones de kalanchoe ni la leche materna pueden ganarse el mérito de curar un cáncer por sí mismas.

Fuente: Cristina G. Lucio - El Mundo, 5 de diciembre de 2017.

Si hay un terreno abonado para las pseudociencias, ese es, sin duda, el de la nutrición; un campo en el que, cada vez más, lo que se ofrece no son alimentos, sino promesas: cuidar tus defensas, proteger tu corazón, desintoxicar tu organismo… En muchos casos, estas afirmaciones no tienen una base real y se quedan en falacias revestidas de falso rigor que, sin embargo, han conseguido calar en la sociedad.




Recibe nuestras publicaciones