Madres emprendedoras (I)

En España, en teoría las mujeres que se convierten en madres están protegidas por la ley pero en la práctica las cosas no siempre salen como una espera. La famosa no conciliación hace que la crianza sea incompatible con muchos horarios y no todas las familias disponen de dinero para guarderías privadas (las públicas no son suficientes) o dinero para pagar una persona que se encargue de los niños mientras los padres están trabajando.




Recibe nuestras publicaciones