Una niña de 9 años, en un centro de rehabilitación por su adicción al Fortnite

Los padres se dieron cuenta de que la situación era extrema cuando comprobaron que la menor se había orinado encima para poder seguir jugando.

Fuente: Redacción - Antena 3, 11 de junio de 2018.

En marzo, su profesora empezó a advertir que el rendimiento de la menor había bajado y que llegaba a clase muy cansada. Tras sus síntomas se escondía que la pequeña se quedaba despierta hasta las 5 de la mañana jugando.

 




Recibe nuestras publicaciones