Informe 2014-2
Obesidad infantil y juvenil

El informe sobre ‘Obesidad infantil y juvenil’, coordinado por el Área de Salud de The Family Watch, ha sido elaborado por el Dr. José Antonio Serrano.

Al terminar la rueda de prensa de la presentación del Informe en Madrid (3 de julio 2014), el autor con Maria José Olesti, vicepresidenta de The Family Watch.

El informe incluye una serie de recomendaciones para los niños y sus padres. Para los niños, incluyen el aumento del consumo de frutas, hortalizas, legumbres, cereales integrales y frutos secos; la reducción de la ingesta total de grasas y la sustitución de las saturadas por las instauradas; aminorar la ingesta de azúcares; mantener la actividad física -un mínimo de 60 minutos diarios de actividad física de intensidad moderada o vigorosa que sea adecuada para la fase de desarrollo del niño y contenga diversas actividades; y, hasta los 10 años, u mínimo de 10 horas diarias de sueño.

Respecto a los padres, procurar realizar las principales comidas juntos, o al menos una, y comer todos lo mismo: que los niños vean como sus padres se sirven la comida, comen de todo y no dejan nada en el plato; dar la desayuno el valor que tiene, como la comida más importante del día; evitar premiar o castigar con alimentos y comer viendo la televisión; promover juegos familiares que requieran actividad física y fomentar hábitos deportivos; disminuir el tiempo de ocio sedentario, videoconsolas, ordenador, etc.; facilitar el sueño, evitando que los más pequeños tengan en su habitación televisores, consolas de videojuegos u ordenadores.

Para su autor, “la mejor estrategia para reducir la incidencia global de la obesidad es la prevención en las edades tempranas de la vida, incluso antes del nacimiento. Con frecuencia -continúa el dr. Serrano-, los padres no perciben el exceso de peso de los hijos, por lo que el papel del pediatra de atención primaria es fundamental en el diagnóstico y prevención del sobrepeso y de la obesidad”.

Descargar informe…