Resiliencia: por qué hay quienes se adaptan mejor a las adversidades

“Aparentemente, el cristal es un material duro y resistente. Sin embargo, un simple golpe basta para que estalle en mil pedazos. El cobre, en cambio, es dúctil y maleable. Una persona rígida, aunque siempre parezca muy fuerte, de pronto puede llegar a romperse, mientras que otra con mayor flexibilidad siempre será más moldeable”.