Por qué Alemania decide qué niños son aptos para la Universidad cuando tienen 10 años

En el sistema educativo alemán, cuando los niños cumplen once años se les divide en tres grupos en función de sus notas y de su velocidad de aprendizaje. Los que cuentan con mejores resultados académicos continúan su formación en  el gymnasium, que les conduce al bachillerato y les prepara para la prueba de acceso a la Universidad. Al resto, se les prepara para profesiones más técnicas.

¿La era de los títulos o de las habilidades?

Se ha acuñado el término titulitis para este problema, para ese ‘¿y ahora qué?’ que asalta a muchos jóvenes al finalizar un máster. La sociedad ha tenido mucho que ver aquí, por ejemplo, según el último barómetro de las familias españolas elaborado por The Family Watch, más del 70 por ciento de estas aún ve indispensable que sus hijos consigan un título universitario.