Diez horas al día atado a un videojuego

Perdió por completo la noción del tiempo. En su cabeza solo tenía una obsesión: jugar, jugar y jugar. A cualquier hora del día, en cualquier momento. No podía parar. Hasta 10 horas al día, un total de 71 a la semana. Aislado en su cuarto con el ordenador o en cualquier lugar con el teléfono móvil.

El mal uso de las nuevas tecnologías incrementa el número de niños miopes

Los especialistas lo advierten: un 25% de la población es miope y para 2050 lo será el 50% de la población. El problema añadido es que en los últimos años «se ha incrementado la miopía en los adolescentes y, además, cada año aparece a edades más tempranas», asegura Alfonso Martínez de Carneros, director y fundador de la Clínica Ofaltmológica Martínez de Carneros.

El matrimonio puede proteger contra las enfermedades del corazón

El 80% de las enfermedades cardiovasculares se puede atribuir a factores de riesgo bien conocidos como la edad, el sexo, la tensión arterial, el colesterol alto, la diabetes o el tabaco, pero no está claro lo que influye en el 20% restante. En anteriores investigaciones, el impacto del estado civil no quedaba claro, por eso el profesor de cardiología de la Universidad de Keele (Reino Unido) Mamas A. Mamas y su equipo buscaron este dato en bases de datos de estudios ya publicados.

¿Cómo la demografía cambiará el mundo?

Si no hay jóvenes, que trabajan, pagan impuestos, innovan y son los consumidores dinámicos del futuro, es difícil que la economía crezca. Asia, que creció gracias a su cohorte juvenil a finales del siglo XX, ve ahora cómo esa etapa concluye (Goldstone).

Las apps a las que los adolescentes tienen que decir no

Nueve de cada diez menores españoles de 15 años posee un dispositivo móvil, según datos de la última Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares, TIC-H 2017, realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

A las heroinas de esta generación sin precedentes

Oía a Ana Rosa Quintana titubear por primera vez en TV cuando hablaba de las mujeres que son invisibles a partir de los 45, las más castigadas por el paro y la crisis. Y yo que la contemplaba me sentí íntimamente ligada a ese sentimiento que como mujer y madre, le recorría la sangre.