“El mayor peligro de internet es el tiempo que se pierde”

“Se acabó el colegio. Principal consecuencia: a los niños y adolescentes les sobra tiempo y tienen la terrible desgracia de no saber qué hacer cuando se aburren. Nuestra apuesta segura sería disfrutar de un buen libro, pero ellos no están acostumbrados a las líneas de texto corrido que se suceden en páginas sin imágenes. Su opción favorita es navegar -o naufragar- por el tsunami de internet”.

¡Cuidado con los bebés de dos años!

La prevención de accidentes es fundamental en el segundo año de vida. Esto es así, sobre todo, por el comienzo de la marcha, que obliga a ampliar el área de actuación, la curiosidad natural del niño por su entorno, la falta de sensación de peligro y la tendencia a llevarse todo a la boca.