Adolescencia y acceso a internet: un binomio a vigilar por los padres

Es innegable que Internet ha cambiado la manera en que nos comunicamos, relacionamos y aprendemos. Ya no vivimos ni trabajamos del mismo modo que años atrás. El acceso a la información global es un avance extraordinario para todos y necesario en la formación de los niños, aunque también trae consigo aspectos más oscuros como la adicción a la red, siendo el conjunto más vulnerable el de los jóvenes.

El fin de la paciencia

Lasén lleva estudiando el impacto de los móviles en nuestra vida cotidiana desde los primeros Nokia, y al preguntarle si los smartphones están acabando con la paciencia, ve en la discusión que estaba teniendo con su hijo el mejor ejemplo: “Se enfadó porque porque me dejé el móvil en casa y llevaba dos horas queriendo localizarme… ¡Y cree que le debo una disculpa!”, explica la experta.