El trabajo «de mamá»

Un padre debe responsabilizarse en cuanto padre y no como una madre «de segunda categoría». Qué triste que un padre no inculque en sus hijos el valor del trabajo «improductivo», en el sentido de mal pagado y no siempre agradecido, pero generoso y abnegado de la madre.