Dormir es ‘cool’

Dormir poco ha sido hasta hace poco sinónimo de productividad, acción y éxito. Pero las cosas empiezan a cambiar. Del menosprecio del sueño, concebido como un tiempo neutro e improductivo, se está virando –de la mano de los expertos que investigan el vínculo entre dormir bien y la salud física y psíquica– a una nueva concepción social de este tiempo de descanso.