El duelo invisible: bebés que mueren antes de nacer

En su elaboración es importante el contacto 'post mortem' y un espacio para la memoria, además de una atención sanitaria adecuada.

Fuente: Diana Oliver - El País, 25 de febrero de 2020.

Las pérdidas que se pueden producir en las 21 primeras semanas de gestación no existen. Laura, que prefiere no decir su nombre real, perdió a su bebé en la semana 19 de embarazo por una dolencia incompatible con la vida.



Recibe nuestras publicaciones