Los avances   en   las   tecnologías   de   la   información (TIC), cambiarán nuestras vidas. Nuestra manera de enfrentarnos a ellas es lo que marcará que nos podamos beneficiar de las ventajas que ello conlleva. Estos avances no son ajenos a la realidad de la Familia. Términos como Big Data, Internet of Things, Inteligencia Artificial, Realidad Virtual, o Block-Chain empiezan a sonarnos cada vez más.

La Familia, como en otras muchas cuestiones, no debe mantenerse al margen de la denominada “Revolución 4.0”. La llegada de internet ha sido la puerta de entrada que nos ha permitido acceder a un mundo más cercano y en el que tiene cabida miles de aplicaciones.

La familiaridad con la que “miramos” una pulsera que mide el impacto de nuestra actividad física cuando salimos a hacer deporte o una lámpara que se enciende cuando entramos en casa, tiene sentido cuando alcanzamos a entender la denominada “internet of things”. Pero esto es sólo un ejemplo.

El análisis del Big Data ayudará a millones de aplicaciones que de una manera u otra afectarán a las familias.

Si bien en la actualidad son las grandes compañías las que están aplicando estas nuevas realidades, la Familia tiene que ver esto como una oportunidad para mejorar su vida.

Estas y otras cuestiones serán tratadas durante la jornada “Familia 4.0: ¿debemos tener miedo a las máquinas?”