El objetivo del mismo es analizar, porque la sociedad aún no se ha puesto al día con los sorprendentes cambios culturales que han tenido lugar en el hogar y en el lugar de trabajo en los últimos cincuenta años. Los estereotipos han cambiado. El clásico padre sostén económico y material de la familia, ya no nos sirve en una época de creciente diversidad en el modelo familiar.