David, el padre que sacó a su hijo del colegio para hacerse millonario jugando al Fortnite

Hacer pellas para quedarse en casa jugando a videojuegos solía un (justo) motivo de castigo para muchos jóvenes que crecieron en la década de los 90 y los 2000. El hecho de que fuera el padre del chaval quien invierta cinco millones de pesetas en un ordenador y periféricos y anime a su hijo a quedarse en casa jugando al ordenador 10 horas al día se consideraría un absoluto delirio. Un mundo al revés que levantaría la libre en los servicios sociales.

Tener hijos aumenta el riesgo para las familias de caer en la exclusión social

Estas son algunas de las conclusiones que se desprenden la publicación «Vulneración de derechos: Infancia», publicada por Foessa (Fomento de Estudios Sociales y de Sociología Aplicada), en la que la organización vinculada a Cáritas denuncia que el 27 % de los menores de la Comunitat se encuentran en situación de exclusión social, y un 16% de ellos en exclusión social severa.