Los niños

“Ellos viven encantados de estar mucho más con sus padres y de tanto juego en familia y tantísima conversación (y algo más de pantallas, todo hay que reconocerlo). Mientras escribo esto los míos están limpiando los cristales, riéndose. Podrían dejarlos menos sucios, verdad, pero la escena es transparente y luminosa”.

Mirar al futuro en tiempos del coronavirus. Cuatro claves prácticas

Cuando uno está en un túnel, necesita proyectar sueños hacia el futuro. Divisar la luz que hay al final. Nada es eterno. Tampoco lo va a ser la Covid-19 ni el confinamiento en nuestras casas. Tarde o temprano se reducirá la cifra de contagios, llegará una vacuna y un tratamiento que nos cure. Mientras sucede, tenemos que pasar este tiempo de la mejor forma posible, a pesar de las circunstancias que nos haya tocado vivir.