Guía para no caer en las trampas afectivas de los hijos

Muchas estrategias manipuladoras de los hijos tienden, según los expertos, a crear una trampa emotiva que haga sentirse culpable a los padres, evitando así el doloroso reconocimiento de la propia responsabilidad personal. Así lo confirma el psicólogo y psicoterapeuta especializado en la formación de padres y matrimonios Osvaldo Poli, autor del libro “Corazón de padre” (Ediciones Palabra).

“El parto en casa es igual de seguro”

El padre de Sonia abrió la puerta de la habitación del hospital y anunció, radiante, a su esposa: “¡Hemos tenido una niña! Y es rubita”. Estaban haciendo pruebas al bebé y ella aún tendría que esperar “horas” para tenerla en brazos. No se conocía todavía la importancia de estimular la lactancia de forma temprana ni de que el recién nacido sienta el abrigo de estar piel con piel.

Familia S. L.

Se conocieron en una oficina. Trabajaban para el mismo cliente y pasaron meses escribiendo proyectos y presentaciones, acudiendo a reuniones, preparando presupuestos… Luego, llegó el amor. Después, la boda. Más tarde, las gemelas. Y, de pronto, la vida doméstica de Caitlin y Andrew Friedman era un caos. Conciliar su intensa vida profesional con las obligaciones domésticas se había convertido en una odisea diaria. Entonces, tuvieron un momento de lucidez.

Pre-adolescencia y adolescencia

Con el despertar de la intimidad, entramos en la pre-adolescencia y la adolescencia, un periodo en que el joven tiene que volver a tomar, como suyas, cosas que ha realizado por imitación o por simple exigencia externa. Ahora se compromete consigo mismo y todo lo que hace adquiere una nueva dimensión.