La traición de España a sus jóvenes

Los jóvenes españoles tienen la segunda tasa de desempleo más alta de Europa —36 por ciento—, ocupan los primeros puestos en fracaso educativo y los últimos a la hora de independizarse del hogar. A esto se suma el bajo índice de natalidad en España, que está provocando un envejecimiento de la población y que inclinará la balanza de las decisiones políticas aún más a favor de los mayores.

Uno de cada tres españoles menores de 30 quiere emprender

Los jóvenes españoles valoran más la conciliación y tener un trabajo que les apasione que disponer de un buen sueldo. Así se concluye tras una encuesta realizada a 2.500 jóvenes, estudiantes y trabajadores, con el objetivo de conocer sus aspiraciones laborales en los próximos diez años.

Los jóvenes prefieren viajar a formar una familia

La edad, la falta de ingresos, los trabajos precarios y la falta de conciliación, así como la importancia que ha adquirido la proyección laboral por encima de la familia los cortapisas a la natalidad en nuestro país. Eso se desprende del VIII Barómetro del instituto Family Watch presentado ayer y que explica las razones por las que hay tan pocos niños como en 1941, época de postguerra: la media es 1,33 hijos por mujer.

Emancipación, divino tesoro

En España el tiempo pasa siempre un poquito más despacio. La crisis económica es más larga, la vida es más larga y la juventud, se ve, también es más larga. Los jóvenes españoles, según Eurostat, viven en casa con sus padres hasta después de los 29 años de media.