Anuario Estadístico de España 2009 – Demografía

El Anuario Estadístico de España es una de las obras más emblemáticas del INE, que se viene editando desde el año 1858. Se trata de una obra de información estadística general, que recopila datos procedentes de diversas fuentes, internas y externas al INE y que tiene como objetivo ofrecer un reflejo cuantitativo de la realidad económica, social y demográfica de España. Este segundo apartado trata de todos los datos demográficos.

Demografía y composición del hogar

Los hogares residentes en viviendas familiares principales son la fuente de información de numerosas encuestas sociales y económicas, y su colaboración es fundamental para identificar la realidad cambiante de nuestra sociedad. Según los últimos datos disponibles hay en España 16,3 millones de hogares, con un tamaño medio de 2,74 personas. La pareja sin hijos es el tipo de hogar más frecuente (21,5%), aunque los hogares con al menos un hijo suman el 42,2% del total. Hogar y familia, sin embargo, no son sinónimos. Los resultados más significativos de todas estas encuestas son recogidos en este boletín del INE, publicado el pasado 15 de mayo con ocasión del Día Internacional de la Familia.

La influencia de la legislación de familia entre países de la Unión Europea

En un informe de 24 páginas y publicado en inglés por el Centre for Social Justice, un grupo de expertos juristas británicos proponen medidas para que la pertenencia del Reino Unido a la Unión Europea no suponga unas nuevas medidas en los procedimientos de divorcio que impidan la defensa de la justicia, la igualdad, la resolución amistosa de los conflictos y el apoyo a la institución familiar. Los autores piensan que en algunos países europeos no se ha tenido en cuenta la trascendencia de ciertos cambios legislativos que pueden parecer poco trascendentes en esta materia.

Consecuencias del envejecimiento de la población: el futuro de las pensiones

La combinación de tasas de fecundidad bajas con una mortalidad en descenso, ha provocado un envejecimiento general de las sociedades. Así, a lo largo de las últimas décadas el declive de la mortalidad en las sociedades desarrolladas se está concentrando en los grupos de edad superiores, lo que ha provocado un creciente peso de la población anciana y la llegada a edades más avanzadas de personas en mejores condiciones de salud.