Mis hijos no dejan de pelearse: ¿cuándo y cómo intervenir?

Tienes la sensación de que tus hijos no paran de pelearse? ¿Estás harta de que se chinchen y no puedan jugar juntos y tranquilos? Llegan las vacaciones estivales y con ellas, afloran ciertos retos que durante el curso no son tan visibles, pues el tiempo compartido en familia es ahora mucho mayor.

Veinte años de delincuencia ‘infantil’: 187.500 menores condenados, el 80% españoles

Los datos no mienten. Los recaba anualmente desde hace dos décadas el registro Central de Menores y en ellos se constata que en nuestro país anualmente se juzga y se acusa de algún delito a entre 20.000 y 25.000 jóvenes de entre 14 a 17 años. Una cifra que oscila de año en año y que en la última década ha descendido ligeramente desde el techo de casi 30.500 juicios que alcanzó en 2010.

Así no se hacen campañas contra la violencia de género

La campaña contra la violencia de género de la Junta de Andalucía ha cometido, según se dice con extraña unanimidad, tres pecados. El primero es que aparecen mujeres sonriendo y que estas no son víctimas reales, sino modelos sacadas de bancos de imágenes. El segundo es que se emplea el término ‘malos tratos’ en lugar del nuevo estándar ‘violencia de género’ o ‘violencia machista’. El tercero es que, según parece, se ‘trivializa’ el maltrato a la mujer por mostrar sonrisas.

La policía evaluará el riesgo específico de los hijos de víctimas del machismo

Más medidas de seguridad para las víctimas del machismo y sus hijos. El nuevo protocolo para la valoración policial del nivel de riesgo de las mujeres víctimas de violencia de género, elaborado por el Ministerio del Interior, entrará en vigor mañana con el objetivo de “identificar los casos más graves y potencialmente letales para evitarlos”, según detalla a EL PAÍS la comisaria Marina Rodríguez, jefa de la Unidad de Violencia de Género de la Secretaría de Estado de Seguridad.

La vigilancia genética ya es una realidad en China

China quiere hacer a los uigures del país, un grupo étnico de mayoría musulmana, más sumisos al Partido Comunista. Ha detenido hasta a un millón de personas en lo que China llama campamentos de “reeducación”, lo que ha despertado denuncias de grupos de derechos humanos y una amenaza de sanciones por parte del gobierno estadounidense de Donald Trump.